30.10.14

Des-aparece.

Últimamente nada cicatriza, y nada sangra. 
Supongo que no me has dejado ni eso, ni las ganas de haberte conocido alguna vez. 

Deberías aprender que el perdón no se exige, y que nunca tendrás toda la razón. Que los demás importan tanto o más que tú, y que no eres, ni serás quien, para juzgar sus circunstancias. La opinión no se impone, por muy alto que se escuche tu voz. 
Si hablamos de opinión, creo que eres una sarta de mentiras que ni tú puedes llegar a creerte. Pero nadie está tan ciego, nadie salvo tú. Disfruta de todo cuanto estás eligiendo. 
Si aún te importa más tu orgullo, seguirás sin cambiar. 
Si aún crees que no tienes un problema, tienes un problema.

Alguien que un día lo intentó, y ya se cansó. 
Alguien de cuyo futuro no formarás parte.

No hay comentarios:

Por aquí han pasado..