24.12.08

Problema.

Tengo un problema.
A veces, cuando digo algo, dices algo, o escucho alguna canción tengo de pronto cientos de frases en la cabeza. Palabras que sonarían genial al recordarlas. A veces encuentro las palabras perfectas.
Por vergüenza, por los nervios, porque me tiembla la voz o las manos al escribir, al final, nunca me salen como las pensé, a veces, no salen.
Tengo otro problema: tus palabras. A ti no se te traban ni esconden, y están diseñadas para hacer que no sepa que sentir. Para que a la vez tenga ganas de reír y llorar. Mentiría si dijese que me siento bien, porque me siento mejor.
El tercer problema es que no me quedan sacos para meter las ganas de verte, y que cuando por fin te tengo al lado al tiempo le da por correr. A veces creo que nos tiene miedo..
Pero creo que todos mis problemas se resumen en uno.
Hay mañanas en las que al despertar eres lo primero que viene a mi cabeza, y de vez en cuando a lo largo del día me pregunto qué estarás haciendo ahora, cómo será tu rutina. A veces de pronto tengo ganas de llorar y necesito un abrazo, pero sólo me sirven los tuyos. A veces mire donde mire, escuche lo que escuche y haga lo que haga, todo me recuerda a ti, eso me repatea.
Casi cada día me siento estúpida, imaginándote aparecer por cada rincón. Y lo peor es que incluso me entristece que no aparezcas.
Muchas noches paso horas mirando la Luna, tal vez tú la mires un segundo desde allá, y nuestras miradas se crucen.
Y cuando estoy contigo, al mirarte se me pone un nudo en el estómago, y me duele la tripa. Al mirarte me quedo en blanco, al abrazarte te necesito más cerca todavía, si te toco..me tiemblan las manos, y es horrible. Creo que a veces mi corazón piensa en cómo salir de mi cuerpo para irse contigo.
Y cuando te beso…noto cómo se me calma el corazón y acelera el pulso. Y no sé en que pienso, pero cuando te miro a los ojos se me llena la mente de las canciones más bonitas que he escuchado, y las que nadie ha escrito nunca y que serían perfectas en ese momento.
A veces juro que intento decirte lo que pienso, lo que me pasa al tenerte cerca, pero sólo me salen frases estúpidas, a veces ganas de llorar y un estúpido te quiero.
Y los tequieros que salen son geniales, pero busco algo mejor, entonces solo consigo decir tu nombre o..’’qué idiota’’ porque es mi otra forma de llamarte, y creo que es la única forma de decir todo lo que siento.
Creo que es una putada haberte encontrado. Si no lo hubiese hecho, no tendría miedo de perderte alguna vez…Pero creo que como problema, eres el mejor problema que tengo.

Y una vez más, acabaría diciendo alguna estupidez.
Paula C.M.

Te lo advertí, sólo moñadas.

3 comentarios:

Vlaad dijo...

Ese es un buen ejemplo de problema para tener,
lástima que en algunos parece hacerse imposible.


me gustó tu blog, que estés bien=)

Leandro Briscioli dijo...

Hola señorita...
Muchas gracias por tus calidas palabras, el arte y los artistas son algo alucinante en esta vida.
Un beso. Leandro

Bagheera Pablo dijo...

espectacular, me encanto el texto.
inclusive, pese a que hace un tiempo que estoy solo, me senti bastante identificado (desde ambos lados).

Te descubri en esas horas en las que uno lee por leer, pero la verdad esta lectura fue puro placer.

Nos vemos.

Por aquí han pasado..