8.2.09

De medias tintas.

Me parece surrealista tu seguridad. Yo no quiero un puente de acero y hormigón mientras tú te quedas a verme pasar desde el río.
No hagas más puentes, quiero una barca, una para dos. Que a veces nos arrastre la corriente, y nos salpique el agua.
Sabes que puedo adorar la lluvia. Sólo me hace falta compartirla.

2 comentarios:

Javier Pascual dijo...

Me falta lluvia y me sobran lágrimas,
unos puentes se hunden
otros los tira la corriente.

y sin embargo,
a mi pequeña barquita
ni la hunden tifones,
ni la tiran huracanes
bastamos tú y yo,
remando en una dirección,
en la misma los dos.

Vlaad dijo...

Lamentablemente, algunos debemos cantar bajo ella solos, por mas que el compartirla siempre haya sido nuestro deseo.

=)

Por aquí han pasado..