23.2.09

En picado..

Una de esas veces en que despiertas, despiertas en tu nube de algodón, flotando por el cielo, como si la gravedad se hubiese marchado sin dejar rastro. Y al levantarte, pierdes el equilibrio, algo falla, parece que las nubes no llevan motor, pero tú empiezas a caer y caer. Se nota el aire rozando con violencia la piel, cuesta mantenerse sin perder la cordura, el suelo se acerca con estrepitósa velocidad, más de la que el cerebro puede asimilar.

Es justo entonces cuando debería acabar el capitulo, aparece el ''continuará''..

Y te quedas con esa horrible sensación de estar cayendo en picado, impotente, sin saber cómo parar...

4 comentarios:

Vlaad dijo...

Sólo hay que abrir el paracaídas de ilusiones, deseos, y un que otro recuerdo.

Javier Pascual dijo...

Hola, me puedes dar tu mail para comentar unas cosillas?

Vlaad dijo...

Cómo por amor al silencio se dicen miserables palabras, te invito a visitar mi blog y ver una sorpresa (o no) para vos.
Un abrazo.

VuelaLibre dijo...

Aunque se esté cayendo al vacío a tal velocidad que la mente no lo puede asimilar se debe encontrar el segundo exacto para cerrar los ojos y mantener con fuerza la mente fría. Es entonces cuando la velocidad se hace más y más tenue, hasta que llegas a un punto en que no solo has vuelto a tu nube, sino que has ascendido.
Es duro y difícil cerrar los ojos, mantener la calma y centrarse, pues la fuerza del aire y el pánico los dejan abiertos. Difícil, no imposible y se que tú has superado mayores dificultades.

Sigamos en la nube, no dejemos de soñar

Un abrazo muy fuerte

Por aquí han pasado..