9.7.09

De noche. De la vida entera.

No me gusta que el mundo pare aquí, con las historias a medio escribir. Me gustan los desenlaces abiertos, pero odio los nudos abiertos.
No me gusta que el mundo gire pasando dos veces por el mismo sitio. Odio perderme, y si doy muchas vueltas me mareo. Y acabaré vomitando lo peor de mi.. No sé si lágrimas, silencio amargo, una carrera o..simple olvido. Todas son horribles.
Me gusta la carretera, recta e infinita. El horizonte sereno. Las puestas de sol en el esfalto, y en el mar. La calma, lo etéreo.


Me gusta que el viento me toque la piel, que me haga estremecer su roce como el de una caricia. Me gusta que sea suave.
Me gusta contradecirme en cosas vanales. Pero la sencillez, la claridad en lo humano.
¿Sabes? La vida es ya demasiado compleja. Me gusta hacerlo fácil.

Me gusta que la vida siga. Horizontal en su camino. No quiero girar, no me gusta marearme. No quiero ascender rápido, me da vértigo la altura de lo bello, de lo mágico, de lo mejor.

Me da miedo la vida, porque no tiene mapa.

Me gusta desaparecer, para ver desde dentro. Con tus ojos vidriosos y tu sonrisa incandescente. Más blanca cuanto más mira, cuando se le sale el alma entre los dientes.
Me gustaría ser quien te echa del cuerpo el alma. Para entonces salir y llevarla hasta mi. Entrar en mi cuerpo, con ella, y sabértelo ya todo.

Y entonces, no tendría que girar, sino abrazarte, y que gire todo lo demás. Y volvernos etereos. Y que sea eterno, como el aire.

¿Y...si encuentro a alguien tan inasible? Puro aire, hecho de suspiros. que hipnotice como el humo, y sólo con cariño se deje agarrar, y arrastrar, muy pocos metros. Para quedarse con ganas de más. Para no acabar nunca...para ser siempre.
¿Y si lo encontrase..? Tal vez ya..no supiese qué hacer con él, sino..soplar susurros. Silencio perfecto y sonrisa idiota.
Tal vez, eso fuese lo mas estúpido.


Empieza a ser la hora de dormir...

1 comentario:

Javier Pascual dijo...

Yo me alegro muchísimo de que en esta vida sin mapa, haya gente como tú, que procura hacer las cosas fáciles y con este bordado de letras alegre los días.
Gente sencilla, buena gente.

Por aquí han pasado..